Viaje en bicicleta por Brasil

Hola soy Francisco Tolosa, y estoy cumpliendo mi sueño, recorrer Sudamerica en bicicleta. Deje mi trabajo, me compre la bicicleta y me despedí de mi tierra y mi gente, Córdoba, Cordoba, Lejana y sola.

Jaca negra, luna grande, Y aceitunas en mi alforja. Aunque sepa los caminos. Yo nunca llegaré a cordoba. Tome un crucero desde Cadiz que me llevaría hasta Recife, fueron 13 dias de navegación, donde conocí personas maravillosas. Pasamos por Lisboa y sus calles empinadas y su tranvía, Lanzarote, sus casas blanc.as y su paisaje volcánico. Tenerife y la perdida. Por fin llegue a Brasil, en el crucero conoci a un gran amigo, Brian, un Ingles errante que lleva viajando en bicicleta mas de 18 meses por el mundo

Con el hize los primeros Kilometros. Ahora mismo estoy en Itaparica llevo mas de 1 mes viajando por Brasil, he conocido infinidad de personas, visitado toda clase de playas y cruzado numerosos rios, He hecho grandes amigos y tomado caminos que no llevan a ningúna parte. Se han despertado instintos en mi que estaban dormidos. La busqueda de agua, comida y techo son mis prioridades. Es una ruta dura, la temperatura durante el dia ronda los 35º con una humedad relativa en torno al 80%, en tan solo 3 semanas perdí 3 kilos pero ya estoy aclimatado, el portugués me resulta cada vez mas familiar y mi sensacion de serguridad aumenta con los dias, aunque estoy siempre alerta.

He encontrado pequeños paraísos que invitan a quedarse y a dejarse seducir por sus paisajes y sus gentes. Aunque la idea es tentadora, tengo un objetivo claro en mente, me dirijo rumbo al sur, con fe y coraje Pedalear cada día por estos parajes tropicales, levantarte a pie de playa con el mundo a tus pies, la libertad de elegir cuando donde y con quién es el regalo que me está dando Brasil. Por supuesto requiere muchos sacrificios. Hay dias malos que dan ganas de dejarlo todo. Hola, acabo de llegar aqui a la playa. Después de 80 km, los ultimos 30 por caminos de piedra, arena y más arena.

Ha sido mortal, esperaba llegar aqui a la playa y encontrar un camino, un sendero. Para hacerlo con la bici por la arena dura. El real objetivo es llegar el 24 de diciembre para nochebuena a Aracaju. Que está a unos 80 km. Estoy hecho polvo, esperaré a mañana. A ver si por la mañana veo las cosas con otro punto de vista. Y veo si es posible ir con la bicicleta por ahí. La otra opción es Volver tierra adentro y coger un camino que va hasta Pirambu, pero sigue siendo igual, de piedra, roca y arena. Yo lo que quiero es esto, arena dura por aqui voy encantado, voy fenómeno, pero no. Pero hay otros increíbles que me recuerdan por que hago lo que hago.

Bueno, parece que lo he conseguido. Aqui estamos. Alla donde vaya ire documentando mi experiencia, la cultura y costumbres de los distintos países ademas de su naturaleza. Espero que podáis disfrutar de Riding Records.